Cuales son las herramientas del cerrajero

Seguro habrás notado en más de una ocasión que el cerrajero tiene un conjunto de herramientas de uso común para él que le ayudan a desarrollar su actividad profesional. Pero ¿te has puesto a detallar que lleva dentro de su maletín? Si no has tenido la ocasión de hacerlo y tienes curiosidad sobre el contenido, este artículo puede resultar muy interesante para ti.

Sin embargo y para no resultar tedioso no entraremos con  todo lujo de detalles sobre el equipamiento utilizado en el ámbito de la cerrajería, ya que un cerrajero en Malaga puede llegar a utilizar una gran cantidad de herramientas. Es por ello que tan solo nos limitaremos a señalar las más necesarias, las que intervienen en un día corriente de un profesional de esta rama.

Las ganzúas

Las ganzúas son una de las herramientas estrella de cualquier cerrajero, son las que siempre vienen a la mente de cualquier persona cuando piensa en lo que estos profesionales llevarán en su maletín de trabajo. Sin duda alguna un cerrajero y sus ganzúas son inseparables.

La razón del porque no es posible hablar de un cerrajero sin hablar de las ganzúas es porque las ganzúas son una de las herramientas básicas que permiten al cerrajero abrir la puerta de una forma muy rápida y sencilla. Cualquier cerrajero que se precie de serlo no solo contendrá unas pocas en su maletín sino que por el contrario se asegurará de tener un buen surtido de ellas  para poder abarcar todo tipo de cerraduras y candados.

Puede decirse además que las ganzúas son la clave para conseguir abrir una puerta sin causar ningún destrozo, claro que  también juega un rol importante la pericia del cerrajero, pero sin lugar a dudas contar con la herramienta  del tamaño y de la forma adecuada le ayudara mucho en la realización de un trabajo limpio, tal como el que es de esperar de un profesional.

Debido a lo anterior resultará práctico conocer que no existe un tipo único de ganzúas pues aunque el conjunto de herramientas que cumplen la función de abrir las puertas se englobe bajo este nombre, pueden subdividirse en las variantes siguientes:

Ganzúas Rakes: comenzamos por este grupo debido a que son de las más empleadas por los profesionales del sector de la cerrajería, ya que ellas son aptas para manipular los pistones de un buen número de las cerraduras que se encuentran en el mercado.

Las ganzúas que se suelen utilizar para los casos más complejos se denominan Diamond y ellas hacen posible manipular desde un solo pistón hasta todos los que integran la cerradura.

Unas muy similares a las ganzúas Diamond son las Hooks, que permiten manipular uno a uno cada uno de los pistones de la cerradura.

Por último no puede dejar de mencionarse a las ganzúas Wrench que aunque se usan en combinación con las antes señaladas, tienen por función ejercer fuerza de giro sobre la cerradura para lograr que esta ceda y termine abriéndose.

Las llaves de percusión

Seguramente habrá visto más de una vez a un cerrajero dando pequeños golpecitos con un martillo sobre la cerradura hasta que por arte de magia esta se abre, en estos casos las protagonistas son las llaves de percusión que son otra de las herramientas principales para cualquier cerrajero. El uso de las mismas ofrece muy buenos resultados y son otra de las formas que tienen los profesionales para abrir fácilmente una puerta.

En realidad esta técnica es prácticamente idéntica  a la que en la actualidad utilizan los ladrones para forzar las puertas y lograr el ingreso para cometer sus fechorías y que se conoce como el bumping.

Lo indicado en el párrafo anterior es lo que ha dado origen a las cerraduras antibumping que de un tiempo para acá han invadido el mercado por lo que cada día son más infrecuentes las posibilidades de éxito mediante la aplicación de esta técnica, ya sea por parte de un amigo de lo ajeno o por parte de un cerrajero.

En todo caso a los fines de conocer cuáles son las herramientas del cerrajero podemos decir que básicamente existen dos tipos de llaves de percusión; las indicadas para los cilindros serreta y las que se usan en los cilindros de seguridad.

El extractor de cilindros

Si hay una herramienta que los cerrajeros agradecen a diario que haya sido inventada es esta, pues el extractor de cilindros está diseñado y planteado para la función que su mismo nombre bien indica: para sacar cilindros de una cerradura. Con ella logran disminuir el esfuerzo y el tiempo que de otro modo necesitarían emplear para extraer un cilindro y además pueden hacerlo de manera completamente segura.

Los extractores de cilindros permiten sacar fácilmente cilindros tanto de perfil europeo como los ovalados y redondos.  Es por ello por lo que se dice que es una herramienta básica en el maletín de cualquier cerrajero y es también una de las que más frecuentemente utilizan en sus tareas diarias estos profesionales.

Los afectados por un problema en una cerradura también agradecen que esta herramienta siempre esté presente en las manos de un profesional, pues al ahorrarle  tiempo de trabajo al cerrajero  también les ahorra a ellos el precio de la reparación.

La respuesta al porque se usa tan frecuentemente esta herramienta está en que lo más habitual es que el daño de una cerradura se ubique en el cilindro, por lo que al extraerlo se estará eliminando la raíz del problema y se podrá conservar el resto de los elementos que conforman la cerradura.

El corrector spinner

La función principal del corrector spinner es lograr alinear los mecanismos

internos de los bombines para lograr el giro y conseguir abrir la puerta, sin embargo también puede decirse que el corrector spinner es una herramienta multifunción que tampoco falta en ninguna caja de herramientas de un cerrajero, pues la usan en muchas otras de sus actividades.

La taladradora

Esta es una herramienta que comparten un buen número de profesionales dedicados a diversas áreas debido a que es multifuncional.  No puede decirse entonces que sea exclusiva de un cerrajero.

Lo que si puede decirse sin embargo es que ella resulta indispensable para muchos de los trabajos que los cerrajeros realizan, por lo que se preocupan por tenerla en el maletín, además de un buen número de brocas especiales para el tipo de materiales que usualmente deberán perforar, como lo son la madera y el metal.

Esta herramienta ha evolucionado a lo largo de los años y en la medida que se fue comprendiendo la importancia de que la misma fuera autónoma y tuviera una alta movilidad se fue ideando la forma de depender cada vez menos del cable de alimentación eléctrica, es así como hoy en día operan con baterías y además tiene otras prestaciones adicionales como el tener luz de posición y señalizadores laser por poner algún ejemplo.

El martillo

Al igual que el taladro, el martillo es una herramienta utilizada por múltiples disciplinas, sin embargo en el sector de la cerrajería se utiliza para golpear la cerradura y hacer saltar los mecanismos, además de por supuesto para clavar algún clavo en cualquiera de los otros trabajos que realizan estos profesionales.

¿Los cerrajeros usan más herramientas? 

Los cerrajeros utilizan otras herramientas de carácter específico de su profesión como el volvedor, el levantador de puertas o la conocida como el cascanueces, pero también usan otras que son comunes a otras profesiones como pueden ser las limas y  los destornilladores.

Sin embargo tal como decíamos al principio de este texto describir cada una de las que puede formar parte de un maletín de cerrajero podría hacer de este un material tedioso e inclusive algo incomprensible para los no conocedores del tema, por lo que creemos que con lo hasta ahora reseñado es más que suficiente para matar la curiosidad sobre lo que debe llevar un cerrajero cuando  se dirige a atender un servicio.

¿Es posible comprar las herramientas de cerrajero?

Claro que es posible comprar las herramientas que utiliza un cerrajero, por lo que la respuesta es sí. No hay nada ilegal en hacerlo y de hecho es bastante fácil conseguirlas en cualquier tienda especializada. No hay diferencia entre comprar un alicate o un martillo y cualquier otra herramienta de las específicamente utilizadas en la rama de la cerrajería. De hecho hay muchas personas que tienen algunas de ellas en casa para intentar solventar algún percance que se les presente en sus hogares con una cerradura.

Lo único que resulta ilícito no es tener la herramienta en si misma sino el uso que se haga de ella. Dicho esto puede entonces decirse que si la intención de comprar herramientas de cerrajero es hacer una reparación casera no hay nada de malo en ello, pero si se usan para intentar forzar una puerta de un tercero es allí donde está el problema.

Lo único que podemos aconsejar es que en el caso de intentar hacer un arreglo de una cerradura o de un cilindro se asegure de conocer la técnica apropiada, pues de lo contrario lo que seguramente conseguirá será destrozar la puerta y romper la cerradura.