Robos en viviendas durante el verano, ¿qué hacer?

Lamentablemente, el período vacacional es la época preferida para los ladrones, ya que aprovechan que muchas familias se van de viaje y entran a las casas a sabiendas que nadie les pillará. Si tienes pensado irte de vacaciones durante este verano, no te preocupes, en este artículo te ayudaremos a tomar las medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad de tu vivienda o piso en vacaciones. Así que, no dejes de leer los consejos mostrados a continuación para evitar robos en vacaciones.

Evita que los ladrones sepan que la vivienda estará vacía

Aunque, normalmente, durante las vacaciones pasamos los momentos más felices con nuestra familia y queremos compartirlos por las redes sociales, por la seguridad de tu casa a veces es mejor no hacerlo. Nunca se sabe quién puede estar vigilando tus redes sociales para saber cuándo no estás en tu casa. Preferiblemente, postea todas las fotos y vídeos de tus vacaciones una vez que te encuentres en la comodidad de tu casa para así evitar que los ladrones detecten que no hay nadie en casa. En definitiva, no des ningún tipo de información de tus vacaciones en las redes sociales.

Asimismo, las persianas también pueden delatar que no estás en casa. Por tanto, pídele a un vecino de confianza que suba y baja periódicamente las persianas de tu vivienda para que los ladrones crean que hay alguien habitando el inmueble. De igual manera, pídele al mismo vecino que recoja tu correspondencia, pues un buzón lleno de correos sin recoger es clara señal para los ladrones que no hay nada casa. Por otro lado, ten en cuenta que los ladrones suelen dejar trampas en la puerta de tu casa, en forma de pequeños trozos de plástico o de cartón poco apreciables, de tal forma que si vienen al siguiente día y la trampa sigue en la puerta, detectará fácilmente que la vivienda está vacía.

En resumen, lo mejor que puedes hacer para engañar a los ladrones, haciéndoles creer que la casa no está vacía, es dejarle las llaves de tu vivienda a un vecino de confianza para que cada cierto tiempo entre y la vigile.

Aprovecha la tecnología: usa un temporizador de luces

Si las luces de una vivienda permanecen encendidas en todo momento (o apagadas en todo momento), los ladrones sabrán que no hay nadie en casa fácilmente. De ahí a que sea muy necesario instalar un temporizador de luces que enciende y apaga las luces de tu casa de manera automática y en los momentos adecuados del día. Un hogar automatizado hará creer a los ladrones que hay gente habitándolo, por lo que será menos probable que pretendan robarlo.

Realmente estos temporizadores son muy fáciles de instalar, aunque siempre puedes contratar a un electricista que haga el trabajo por ti. Con un temporizador de luces no solo evitarás que los ladrones entren a tu casa, sino que también ahorrarás mucha energía eléctrica, por lo que es un ganar-ganar tanto para tu economía como para tu seguridad.

Siempre deja un número de contacto a tu vecino de confianza

Si, desafortunadamente, se efectúa el robo de tu vivienda, lo mejor que puedes hacer es regresar de las vacaciones inmediatamente para llamar a la policía y tratar de recuperar tus pertenencias. Eso sí, si te tardas mucho y no reportas el robo rápidamente, las posibilidades de reponer las pérdidas se reducen drásticamente. Por ello, resulta de suma importancia que dejes un número telefónico de contacto para que la persona que quedó al cuido de tu vivienda te llame rápidamente una vez que se entere que te han robado.

Recuerda que tu vecino no podrá hacerse responsable del robo de tu vivienda, ya que no es el propietario legal. Tú eres el que debes informar el robo y hacer el recuento de las cosas que te robaron, para informar el caso a la policía inmediatamente.

Evita dejar cosas de valor en tu vivienda

Si tienes joyas muy caras, documentos muy importantes, dinero en metálico o cualquier otro objeto en casa que sea muy deseado (por su valor) para los ladrones, lo mejor es que los dejes en casa de un familiar para que te los resguarde mientras tú te vas de vacaciones. De esa forma, te asegurarás de que, en caso de que el robo se consuma, las pérdidas no serán tan grandes y, al menos, habrás conservado tus cosas de alto valor. Debemos ser prevenidos siempre considerando el peor escenario posible.

Si eres de los que guarda mucho dinero en metálico, lo más conveniente es que lo deposites en tu banco antes de irte de vacaciones. Así quedará resguardado y no tendrás que preocuparte por si te lo roban.

Los sistemas de seguridad son tus mejores aliados

Siempre cierra todas las puertas de tu casa con llaves antes de que te vayas. De hecho, te recomendamos cambiar las cerraduras tradicionales por modernas cerraduras de seguridad antibumping, invisibles o anti-ganzúa para evitar que los ladrones entren a tu vivienda usando esos métodos de robo. Además, si cabe dentro de tus posibilidades, instala un sistema de alarma para espantar a los ladrones.

Me han robado, ¿qué hago ahora?

¿Llegaste de vacaciones y notaste que en tu vivienda han robado? Lo primero que debes hacer es tener calma y llamar de inmediato a la policía para que inspeccionen el lugar de los hechos. Por ello, es importante no mover nada en la casa o no entrar, para no alterar las pruebas del robo. Si tienes la mala suerte de encontrarte al ladrón aun robando, lo mejor es que no intentes hacerle nada y dejarlo que huya, eso sí, llamando a la policía rápidamente para que lo capture.

Luego de que la policía realice la inspección, ya podrás entrar a la casa, hacer el recuento de pérdidas y proceder a preceder la respectiva denuncia del robo. Si tienes un seguro con póliza contra robos, hazlo valer para recuperar tus objetos robados de acuerdo a las condiciones previamente establecidas por el seguro, si no también hablar con algún abogado especializado en penal que te ayude.